GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

Porqué la Cruz?

INDICE
¿Por qué la Cruz?
La Cruz de Cristo
LA CRUZ = LA GRACIA







Autor: Aci Digital | Fuente: www.aciprensa.com
¿Por qué la Cruz?
¿Un crucifijo colgado al cuello o tenerlo en casa, qué significa? ¿En la Biblia se menciona algo o por qué se debe usar?
¿Por qué la Cruz?
Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre" (Mt 24,30). La cruz es el símbolo del cristiano, que nos enseña cuál es nuestra auténtica vocación como seres humanos.

Hoy parecemos asistir a la desaparición progresiva del símbolo de la cruz. Desaparece de las casas de los vivos y de las tumbas de los muertos, y desaparece sobre todo del corazón de muchos hombres y mujeres a quienes molesta contemplar a un hombre clavado en la cruz. Esto no nos debe extrañar, pues ya desde el inicio del cristianismo San Pablo hablaba de falsos hermanos que querían abolir la cruz: "Porque son muchos y ahora os lo digo con lágrimas, que son enemigos de la cruz de Cristo" (Flp 3, 18).

Unos afirman que es un símbolo maldito; otros que no hubo tal cruz, sino que era un palo; para muchos el Cristo de la cruz es un Cristo impotente; hay quien enseña que Cristo no murió en la cruz. La cruz es símbolo de humillación, derrota y muerte para todos aquellos que ignoran el poder de Cristo para cambiar la humillación en exaltación, la derrota en victoria, la muerte en vida y la cruz en camino hacia la luz.

Jesús, sabiendo el rechazo que iba producir la predicación de la cruz, "comenzó a manifestar a sus discípulos que Él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho...ser matado y resucitar al tercer día. Pedro le tomó aparte y se puso a reprenderle: ´¡Lejos de ti, Señor, de ningún modo te sucederá eso!´ Pero Él dijo a Pedro: ¡Quítate de mi vista, Satanás!¡...porque tus pensamientos no son de Dios, sino de los hombres!" (Mt 16, 21-23).

Pedro ignoraba el poder de Cristo y no tenía fe en la resurrección, por eso quiso apartarlo del camino que lleva a la cruz, pero Cristo le enseña que el que se opone a la cruz se pone de lado de Satanás.

Satanás el orgulloso y soberbio odia la cruz porque Jesucristo, humilde y obediente, lo venció en ella "humillándose a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz", y así transformo la cruz en victoria: "...por lo cual Dios le ensalzó y le dio un nombre que está sobre todo nombre" (Flp 2, 8-9).

Algunas personas, para confundirnos, nos preguntan: ¿Adorarías tú el cuchillo con que mataron a tu padre?

¡Por supuesto que no!

1º. Porque mi padre no tiene poder para convertir un símbolo de derrota en símbolo de victoria; pero Cristo sí tiene poder. ¿O tú no crees en el poder de la sangre de Cristo? Si la tierra que pisó Jesús es Tierra Santa, la cruz bañada con la sangre de Cristo, con más razón, es Santa Cruz.

2º. No fue la cruz la que mató a Jesús sino nuestros pecados. "Él ha sido herido por nuestras rebeldías y molido por nuestros pecados, el castigo que nos devuelve la paz calló sobre Él y por sus llagas hemos sido curados". (Is 53, 5). ¿Cómo puede ser la cruz signo maldito, si nos cura y nos devuelve la paz?

3º. La historia de Jesús no termina en la muerte. Cuando recordamos la cruz de Cristo, nuestra fe y esperanza se centran en el resucitado. Por eso para San Pablo la cruz era motivo de gloria (Gál 6, 14).


Nos enseña quiénes somos

La cruz, con sus dos maderos, nos enseña quiénes somos y cuál es nuestra dignidad: el madero horizontal nos muestra el sentido de nuestro caminar, al que Jesucristo se ha unido haciéndose igual a nosotros en todo, excepto en el pecado. ¡Somos hermanos del Señor Jesús, hijos de un mismo Padre en el Espíritu! El madero que soportó los brazos abiertos del Señor nos enseña a amar a nuestros hermanos como a nosotros mismos. Y el madero vertical nos enseña cuál es nuestro destino eterno. No tenemos morada acá en la tierra, caminamos hacia la vida eterna. Todos tenemos un mismo origen: la Trinidad que nos ha creado por amor. Y un destino común: el cielo, la vida eterna. La cruz nos enseña cuál es nuestra real identidad.


Nos recuerda el Amor Divino

"Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en Él no perezca sino que tenga vida eterna". (Jn 3, 16). Pero ¿cómo lo entregó? ¿No fue acaso en la cruz? La cruz es el recuerdo de tanto amor del Padre hacia nosotros y del amor mayor de Cristo, quien dio la vida por sus amigos (Jn 15, 13). El demonio odia la cruz, porque nos recuerda el amor infinito de Jesús. Lee: Gálatas 2, 20.


Signo de nuestra reconciliación

La cruz es signo de reconciliación con Dios, con nosotros mismos, con los humanos y con todo el orden de la creación en medio de un mundo marcado por la ruptura y la falta de comunión.


La señal del cristiano

Cristo, tiene muchos falsos seguidores que lo buscan sólo por sus milagros. Pero Él no se deja engañar, (Jn 6, 64); por eso advirtió: "El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí" (Mt 7, 13).

Objeción: La Biblia dice:"Maldito el que cuelga del madero...". Respuesta: Los malditos que merecíamos la cruz por nuestros pecados éramos nosotros, pero Cristo, el Bendito, al bañar con su sangre la cruz, la convirtió en camino de salvación.

El ver la cruz con fe nos salva

Jesús dijo: "como Moisés levantó a la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado (en la cruz) el Hijo del hombre, para que todo el que crea en Él tenga vida eterna" (Jn 3, 14-15). Al ver la serpiente, los heridos de veneno mortal quedaban curados. Al ver al crucificado, el centurión pagano se hizo creyente; Juan, el apóstol que lo vio, se convirtió en testigo. Lee: Juan 19, 35-37.


Fuerza de Dios

"Porque la predicación de la cruz es locura para los que se pierden... pero es fuerza de Dios para los que se salvan" (1 Cor 1, 18), como el centurión que reconoció el poder de Cristo crucificado. Él ve la cruz y confiesa un trono; ve una corona de espinas y reconoce a un rey; ve a un hombre clavado de pies y manos e invoca a un salvador. Por eso el Señor resucitado no borró de su cuerpo las llagas de la cruz, sino las mostró como señal de su victoria. Lee: Juan 20, 24-29.


Síntesis del Evangelio

San Pablo resumía el Evangelio como la predicación de la cruz (1 Cor 1,17-18). Por eso el Santo Padre y los grandes misioneros han predicado el Evangelio con el crucifijo en la mano: "Así mientras los judíos piden milagros y los griegos buscan sabiduría, nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos (porque para ellos era un símbolo maldito) necedad para los gentiles (porque para ellos era señal de fracaso), mas para los llamados un Cristo fuerza de Dios y sabiduría de Díos" (1Cor 23-24).

Hoy hay muchos católicos que, como los discípulos de Emaús, se van de la Iglesia porque creen que la cruz es derrota. A todos ellos Jesús les sale al encuentro y les dice: ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria? Lee: Lucas 24, 25-26. La cruz es pues el camino a la gloria, el camino a la luz. El que rechaza la cruz no sigue a Jesús. Lee: Mateo 16, 24

Nuestra razón, dirá Juan Pablo II, nunca va a poder vaciar el misterio de amor que la cruz representa, pero la cruz sí nos puede dar la respuesta última que todos los seres humanos buscamos: «No es la sabiduría de las palabras, sino la Palabra de la Sabiduría lo que San Pablo pone como criterio de verdad, y a la vez, de salvación» (JP II, Fides et ratio, 23).


http://www.sanignacioponferrada.com/images/Gifs%20religiosos/Cruz0.gif

La Cruz de Cristo

En conversaciones con hermanos de otras Iglesias, sobre todo fundamentalistas, he notado que ellos critican a la Iglesia Católica porque en nuestros templos está la Cruz de CRISTO presidiendo el altar y porqué el Viernes Santo se celebra con solemnidad y recogimiento. Aducen que CRISTO está resucitado y por lo tanto ya no está en la Cruz. Dicen que nosotros predicamos un CRISTO muerto y en derrota y otras muchas cosas más. Para empezar yo les aclararía que la liturgia más antigua de la Iglesia, con casi dos mil años de antigüedad, es la liturgia de la Vigilia Pascual donde se proclama que el SEÑOR ha Resucitado de la muerte y es Vencedor, y nunca se ha dejado de celebrar hasta nuestros días, siendo esta celebración, además, el centro de nuestra Fe.

Entrando en el tema de la cruz, en el principio del cristianismo cuando la cruz era un signo de ignominia y la dominación romana seguía vigente, los cristianos tomaron como signo de identificación, el Pez dado que en sus letras griegas iba el monograma de "JESÚS Hombre Salvador del Mundo", más tarde, sobre el siglo VI, el cristianismo adoptó la Cruz como símbolo de su Fe.

¿Qué cosa es un símbolo? Es algo sencillo que al mirarlo recuerda o representa toda una gama de sentir o de condiciones, algo que al mirarlo trae a la memoria cosas tan importantes que es necesario resumirlo en un signo.

La esencia del cristianismo es la Redención, es el PORQUÉ de la venida de CRISTO. El SEÑOR no vino a resucitar, esto es la consecuencia, la confirmación de la salvación en la CRUZ. Por lo tanto, el símbolo que resume la esencia del Cristianismo es la CRUZ, escenario del suceso más trascendental en la historia del hombre. Por este motivo fue escogida la CRUZ como símbolo del cristiano y significa SALVACIÓN, no derrota; pues CRISTO en la Cruz no es símbolo de derrota sino de VICTORIA sobre el pecado. La Cruz no es símbolo de muerte, sino de vida y vida en abundancia, pues es vida eterna. Ahora bien, la Cruz sola, no es más que un instrumento de tortura, como la silla eléctrica o la horca, la cruz como símbolo tiene que llevar a CRISTO para que sea portadora de un mensaje de salvación.

El problema principal es que nuestros hermanos separados piensan que nosotros vemos en la Cruz un ídolo y esto es signo de que no conocen la Iglesia o conocen una imagen distorsionada de ella. La Cruz es sólo un signo de salvación y nos recuerda la victoria y el sacrificio del HIJO de DIOS y como tal debe ser venerada y respetada. Es triste ver Iglesias que tienen la bandera americana y no tienen una Cruz. Hay un enemigo de la Cruz que quiere verla eliminada de la sociedad y de la Iglesia y es el demonio, el cual utiliza todos los medios para lograr sus propósitos.

Como base de lo antes mencionado veamos al apóstol del cristianismo; el apóstol Pablo en Gálatas 6-14:

11Mirad en cuan grandes letras os he escrito de mi mano.

12Todos los que quieren agradar en la carne, estos os constriñen a que os circuncidéis, solamente por no padecer persecución por la Cruz de CRISTO

13Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; sino que quieren que vosotros seáis circuncidados, para gloriarse en vuestra carne. 14Mas lejos este de mi gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo me es crucificado a mi, y yo al mundo.

El Apóstol deja bien claro que el sólo se gloría en la Cruz de CRISTO signo de salvación y vida. Vemos que desde los primeros tiempos del Cristianismo, la Cruz fue motivo de gloria para los cristianos.
Veamos:

I Corintios Capitulo I, 21-25

23Mas nosotros predicamos a CRISTO crucificado, a los Judíos ciertamente tropezadero, y a los Gentiles locura.

En este capítulo vemos claramente cómo el motivo de la predicación de Pablo es por supuesto CRISTO y este CRUCIFICADO, locura para los judíos. ¿Cómo ahora para muchos es locura predicar a un CRISTO Crucificado? Es mucho más cómodo predicar un CRISTO Triunfalista en vez de un CRISTO Triunfante.

En Filipenses 3 Versículo 18 vemos como Pablo nos habla de la condenación de aquellos que son enemigos de la Cruz de Cristo pues el que aborrece la Cruz del Señor es para su propia condenación.

Filipenses 3:18

18Porque muchos andan, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de CRISTO; 19Cuyo fin será perdición, cuyo dios es el vientre, y su gloria es en confusión; que sienten lo terreno

Referente a la Veneración de símbolos tales como la Cruz los remitimos a Números 21, 5-9

5Y habló el pueblo contra Dios y Moisés: ¿Porque nos hicisteis subir de Egipto para que muramos en este desierto? Que ni hay pan, ni agua y nuestra alma tiene fastidio de este pan tan liviano. 6Y Yahveh envió entre el pueblo serpientes ardientes, que mordían al pueblo: y murió mucho pueblo de Israel. 7Entonces el pueblo vino a Moisés, y dijeron: Pecado hemos por haber hablado contra Yahveh que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oro por el pueblo 8Y Yahveh dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente y ponla sobre la bandera: y será que cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá 9Y Moisés hizo una serpiente de metal, y púsola sobre la bandera: y fue, que cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de metal y vivía".

El pueblo de Israel es llamado a mirar a una serpiente puesta en alto para ser curados de sus males, San Juan dirá más tarde "como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado ", luego entonces la serpiente que miraron los Israelitas era un símbolo del poder de DIOS y prefigura de CRISTO crucificado al cual todos deben mirar, al igual que la Iglesia nos pone el crucifijo como símbolo salvífico de la Redención.

En muchos lugares de la Santa Biblia encontramos lugares donde el hombre usa símbolos representativos; pero en Josué 7-6 es bien claro:

Josué 7-6

6Entonces Josué rompió sus vestidos y postrose en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas 7Y Josué dijo: !Ah, Señor Yahveh! Por que hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los Amorrheos, que nos destruyan? Ojalá nos hubiéramos quedado de la otra parte del Jordán! 8Ay Señor! Qué diré, ya que Israel ha vuelto las espaldas delante de sus enemigos?

¿Alguien podrá tachar a Josué de idolatra por postrarse delante del arca a orar? Alguien podrá pensar que al postrarse Josué delante del arca le estaba orando al arca como tal?

Creo que ni el mas rabioso anti-cruz puede acusar a Josué de tamaño pecado, él se postró delante del arca como un signo de la presencia de DIOS entre su pueblo, así mismo nosotros veneramos la cruz no por la madera en si, sino como un signo de la redención y signo principal del cristianismo.

POSITIVAMENTE CRISTO ha resucitado y ese es el misterio central de nuestra Fe; pero no por eso hay que desvirtuar el sacrificio mayor del Hijo de DIOS pues fue en esa Cruz donde fuimos salvados y donde nuestras culpas fueron lavadas. El llevar la Cruz no significa predicar un CRISTO muerto (solo un ignorante puede pensar esto), significa proclamar que hemos sido salvados por la Sangre del Cordero.

Respecto al Viernes Santo, la vida de la Iglesia se mueve alrededor de la liturgia y ésta se centra en los Evangelios y en el Antiguo Testamento. Durante el día del Viernes Santo la Iglesia recomienda ayuno y oración, es un día especial pues conmemoramos la muerte del Salvador y la Redención del hombre, es día de victoria; pero al mismo tiempo de recogimiento, pues pensamos en los momentos de dolor y angustia que vivió el Redentor por nuestras culpas. Yo escuchaba en la radio "cristiana" a una señora que decía que el viernes santo ella ponía música y se iba de fiesta pues ya "no era católica", y yo pensaba que eso era una falta de sentimiento, pues a pesar de la Victoria del Señor sobre el pecado tenemos que pensar que Él sufrió en exceso por nosotros y esto no puede ser motivo de fiesta y alegría. Además que el ver al Rey de Reyes y Señor de Señores ser tratado como un vulgar malhechor y todo esto por nuestra culpa no es para celebrar, por eso la Iglesia da un sentido de solemnidad y recogimiento en un ambiente de profunda oración, hecho que recoge en la liturgia de ese día y en el color que prevalece que es el rojo, que simboliza el martirio del Señor en la Cruz.

Otro punto importante de controversia entre grupos fundamentalistas y Católicos es el significado del sufrimiento Cristiano como participes del sacrificio de la Cruz, veamos a Pablo en su carta a los Colosenses 1:24:

24Que ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;

San Pablo no rechaza el sufrimiento por CRISTO mas bien se goza en Él, pues como claramente lo dice complementa el sufrimiento de CRISTO por su Iglesia. Veamos lo que piensa San Pablo sobre el origen de los padecimientos:

5Y estáis ya olvidados de la exhortación que como con hijos habla con vosotros, diciendo: Hijo mío, no menosprecies el castigo del Señor, Ni desmayes cuando eres de él reprendido. 6Porque el Señor al que ama castiga, Y azota a cualquiera que recibe por hijo. 7Si sufrís el castigo, Dios se os presenta como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no castiga? 8Mas si estáis fuera del castigo, del cual todos han sido hechos participantes, luego sois bastardos, y no hijos. 9Por otra parte, tuvimos por castigadores a los padres de nuestra carne, y los reverenciábamos, ¿por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus y viviremos? 10Y aquellos, a la verdad, por pocos días nos castigaban como a ellos les parecía, mas este para lo que no es provechoso, para que recibamos su santificación 11Es verdad que ningún castigo al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; mas después da fruto apacible de justicia a los que en él son ejercitados.

En este capitulo 12 de la carta a los Hebreos versículos 5-11 vemos claramente que San Pablo nos enseña magistralmente que muchas veces el mal que padecemos es corrección del Señor para nuestra santificación, así que nadie venga con triunfalismo que el Cristiano no sufre, el cristiano "sabe sufrir" pues convierte un sufrimiento negativo en salvífico y se convierte de víctima en ofrenda al completar en su vida las aflicciones de CRISTO

Cols 1-24

10para conocerle a El y el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, conformándome a El en su muerte 11por si logro alcanzar la resurrección de los muertos

En Filipenses 3 Versículos 10-11 el Apóstol nos habla de la participación en los padecimientos de CRISTO para lograr la resurrección, ¿cómo entender a algunos cuando nos dicen que el padecimiento viene del demonio? Como hemos visto, el sufrimiento tiene para el cristiano un significado nuevo que nos diferencia de los paganos. El cristiano se pregunta PARA QUE sufre, en vez de POR QUE, por medio del sufrimiento el pueblo de DIOS crece y se purifica al tiempo que se adhiere a los sufrimientos del SEÑOR en una dimensión nueva.



http://www.sanignacioponferrada.com/images/Gifs%20religiosos/Cruz0.gif

La relación con Dios a través de Cristo Jesús, es a causa de la cruz, y de la manera que la enfoquemos, así podemos disfrutar de la gracia, del gozo y la libertad. Esta relación con Dios no puede ser otra manera que no sea a través de la cruz y por su gracia, ya que ninguno de nosotros somos dignos de
conocerle.

A ésta relación entramos por el camino de la cruz y con fe. El andar con Cristo es el resultado de esa relación con Dios, y ésto resulta tan milagroso que la fe, es la única manera que lo podemos lograr. No puede ser alcanzada por guardar muchas leyes religiosas, ni siquiera por obras buenas, porque según la palabra de Dios éstas pueden ser hechas sin fe. La Biblia nos dice "por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea para toda su descendencia". Nosotros somos hijos e hijas de una promesa, la salvación no es otra cosa que un milagro que se clavó en la cuz por nuestros pecados, y nuestra ralación con Dios es a través de la cruz por su gracia así como un andar diario en el espíritu, con la ayuda del Espíritu Santo.

La cruz de Cristo es la acción de amor más grande manifestada a los seres humanos en toda la eternidad. "Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros."
Dios el Padre nos ama tanto que continuamente obra en nosotros para lograr nuestro bienestar, aún sin que lo merezcamos. La cruz de Cristo, o sea la gracia, no está basada en buenas obras, pues nada podemos hacer para merecerla, Dios no nos trata de acuerdo a lo que merecemos, ni tampoco a lo que hacemos, ni siquiera a como actuamos. Ese es el sistema antiguo o sea el orden humano de la ley. Dios trata con nosotros de acuerdo al inmenso amor que nos tiene.

La vida de la gracia, o sea la vida que emana de la cruz de Cristo, se halla fundada en el amor de Dios y está opuesta a cualquiera relación legal que pudiéramos tener con Dios. La relación que tenemos con Dios no puede estar basado en nuestro desempeño como "buenos cristianos", sino en el amor del Padre y en la acción de ese amor para conseguir nuestro bienestar. La Palabra de Dios dice: "Pero al que obra, no se le cuenta el sario como gracia, sino como deuda; mas al que no obra, sino cree en aquél que justifica al impío,su fe le es contada por justicia." (Romanos 4:4-5).

Recibimos la gracia a través de la cruz de Cristo cuando miramos a ella con completa fe. Cuando creemos en Cristo, nacemos de nuevo, venimos a ser parte de la familia de Dios así como en nuestro nacimiento físico entramos a ser parte de la familia nuestra. El nuevo nacimiento lo alcanzamos por fe para que sea por gracia, o sea en la curz de Cristo. Esta justicia que es milagrosa porqe es por la fe, nos saca de una relación de esclaviitud de la ley de Dios, aunque ésta ley no es mala en sí misma,

"Porque sabemos que la ley es espiritual mas yo carnal, vendido al pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco eso hago, y si lo que no quiero, ésto hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mi." (Romanos 6:14-17)

La fe, que es por gracia mediante la cruz de Cristo,nos ha escogido y llamado por el amor, la gracia y la cruz de Cristo, para que vivamos en ésta misma gracia y podamos confiar en un Dios, que nos sacó de una relación de esclavitud y de condenación y nos introdujo a una relación de Padre-hijo. AMEN!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified