GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

El Dogma de la Virginidad Perpetua de María


Anwar Tapias Lakatt
administrador@catolicosfirmesensufe.org 

El tema de María ha dividido a católicos y protestantes. Uno de esos puntos de diferencia es la virginidad perpetua de María. Según la Iglesia Católica, María sólo tuvo a Jesús, pero los protestantes argumentan con la Biblia que María sí tuvo más hijos. Esta discusión es realmente moderna, pues los reformadores protestantes del siglo XVI, lejos de colocarle más hijos a María, siempre afirmaron que su único fue Jesús.

En uno de los foros católicos en internet, debatiendo sobre este tema y analizando por qué los protestantes modernos niegan algo que fue defendido unánimemente por los reformadores al respecto de la Virginidad de María encontramos los siguientes argumentos por parte de un forista protestante:

Muchos creían de esta forma y así demostrando el resultado de los errores de la edad media. Parece ser que esto es una piedra de tropiezo para los católicos romanos. Pero una manera de entender la reforma es como proceso, no como dogma escrito en piedra. Mientras la reforma busca acercarse mas a las escrituras, los errores van disminuyendo. Los herederos de la reforma nos hemos alejado de estos errores por que la Biblia no los ensena. Los reformadores no son los papas del protestantismo.

Este forista se da cuenta de la piedra de tropiezo que genera su respuesta, reconociendo que si Dios había escogido unos hombres para que 1500 años después de fundada la Iglesia, vinieran a restaurarlas de errores, partieran de la base de algunos de ellos y otras correcciones. Quiere decir que Dios los “iluminó” para corregir algunas desviaciones pero para otras dejó que el mismo tiempo las fuera corrigiendo. Rara manera de actuar de Dios.
¿Dice la Biblia que María tuvo más hijos o más bien dice que Jesús tuvo mas hermanos? Según los protestantes es lo mismo pero objetivamente no es lo mismo, ya que por ejemplo podrían ser hijos de José de un matrimonio anterior, y no de María.

¿ESTABA EN LOS PLANES DE DIOS LA VIRGINIDAD PERPETUA DE MARIA?
Esta es una pregunta inicial que nos lleva a escudriñar, gracias al Espíritu Santo, los designios insondables de Dios;porque si Dios no tenía poder para darle su Hijo a una mujer que consagrara su vientre sólo para esa misión, y que después de hacerlo, tuviera que volver a ser una mujer más, los católicos nos estamos esforzando en vano, en querer forzar una enseñanza que no está en los planes de Dios. Si por el contrario, Dios decretó desde antes de la Creación del Mundo, que la madre de su Unigénito fuera reservada sólo para encarnar a Cristo, los católicos debemos soportar bíblicamente ese designio y poder llevar el mensaje a aquellos que lo ignoran o no lo comprenden.
  
Prefiguraciones bíblicas donde Dios separa sólo para él.
En la Biblia encontramos distintos elementos que Dios reserva sólo para sí. Por ejemplo: los primogénitos (Ex 13, 2), el oro y la plata (Ag 2, 8), Israel (Is 43, 1) entre otros. Así mismo, la Biblia no es ajena a mostrar que Dios escogiera personas sólo para él:
Los levitas. Cuando el pueblo estaba por el desierto Yahvé le reveló a Moisés un decreto para el ejercicio del culto sagrado. Dios había escogido de entre las tribus de Israel, a la tribu de Leví, para que se encargara del servicio religioso bajo las órdenes de Aarón. Leemos:
“Darás los levitas a Aarón y a sus hijos en concepto de “donados”: son tomados de entre los hijos de Israel y le son donados.” Yahvé dijo a Moisés: He elegido a los levitas de entre los demás hijos de Israel, en lugar de todos los primogénitos, de los que abren el seno materno.: Los levitas pues, serán para mí.” (Num 3, 9.11-12)

En esta cita, Dios decreta que sean los levitas, la tribu escogida para ejercer el servicio religioso. Esta tribu será donada o entregada a Aarón, y este mandato será eterno. Nunca los levitas dejarán de ser “donados”. Es la función que el mismo Señor les escogió, y la cumplirán por amor a su voluntad.

Esta entrega de los levitas se da a cambio de todos los primogénitos en Israel. Ellos reemplazan la ofrenda de los primogénitos, y vienen a constituirse en ofrenda única para Dios.
“De este modo los separarás de los hijos de Israel, paraque sean míos. Desde ese momento cuidarán del servicio  en la Tienda de las Citas. Los purificarás y los presentarás como se presenta una ofrenda mecida. Porque me son consagrados: ellos son la parte de Israel que me ha sido dada a cambio de todos los primogénitos” (Num 8, 14-15)

Tratar de entender el por qué Dios escogió a esta tribu y porque los toma como parte única para Él, es algo misterioso. De igual modo se puede entender el que Dios escogiera a María de Nazareth, para que fuera la madre de su Unigénito. Y así como los levitas eran sólo para Dios; si sólo ellos podían dedicarse al servicio al culto y más nada; mucho más esta mujer, privilegiada desde antes de la Creación, podía entregar su vida para cumplir la misión más importante que Dios haya podido dar a un ser humano.

Virginidad antes del Nuevo Testamento
No pretendo hacer una apología de la Virginidad en el Antiguo Testamento, pues dentro de la cultura judía es muy loable el ser fecundo y tener prole. Así queda expresado por el mismo mandato de Dios, y al respecto coloco unas palabras de Juan Pablo II:

A algunos, las palabras e intenciones de María les parecen inverosímiles, teniendo presente que en el ambiente judío la virginidad no se consideraba un valor real ni ideal. Los mismos escritos del Antiguo Testamento lo confirman en varios episodios y expresiones conocidos. El libro de los Jueces refiere, por ejemplo, que la hija de Jefté, teniendo que afrontar la muerte siendo aún joven núbil, llora su virginidad, es decir, se lamenta de no haber podido casarse (cf. Jc 11,38). Además, en virtud del mandato divino «Sed fecundos y multiplicaos» (Gn 1,28), el matrimonio es considerado la vocación natural de la mujer, que conlleva las alegrías y los sufrimientos propios de la maternidad[1].

Esto no lo desconocemos, y por lo mismo lo mostramos claramente. Fue la línea principal del Antiguo Testamento, aun cuando hay pasajes que expresan votos de virginidad[2]
Sin embargo, dentro del mismo ambiente de Oriente Medio, se empieza poco a poco a tomar conciencia del valor de la Virginidad; de este modo vemos como grupos como los Esenios caminan en esta dirección espiritual dándole un nuevo valor a la Virginidad. Esta influencia que marcó en San Juan Bautista también pudo influenciar en María, mostrando que no se puede mirar la acción de María aislada del plan de Dios.

Para comprender mejor el contexto en que madura la decisión de María, es preciso tener presente que, en el tiempo que precede inmediatamente el inicio de la era cristiana, en algunos ambientes judíos se comienza a manifestar una orientación positiva hacia la virginidad. Por ejemplo, los esenios, de los que se han encontrado numerosos e importantes testimonios históricos en Qumrán, vivían en el celibato o limitaban el uso del matrimonio, a causa de la vida común y para buscar una mayor intimidad con Dios.

Además, en Egipto existía una comunidad de mujeres, que, siguiendo la espiritualidad esenia, vivían en continencia. Esas mujeres, las Terapeutas, pertenecientes a una secta descrita por Filón de Alejandría (cf. De vita contemplativa, 21-90), se dedicaban a la contemplación y buscaban la sabiduría.

Tal vez María no conoció esos grupos religiosos judíos que seguían el ideal del celibato y de la virginidad. Pero el hecho de que Juan Bautista viviera probablemente una vida de celibato, y que la comunidad de sus discípulos la tuviera en gran estima, podría dar a entender que también el propósito de virginidad de María entraba en ese nuevo contexto cultural y religioso.[3]
  
La misión más importante duró toda su vida
Cuando desenfocamos el misterio de la Encarnación de Cristo de su naturaleza, tendemos a subvalorar el papel de María como madre terrena de Jesús, y podemos caer en la creencia de verla como un utensilio más para el plan de Dios, como lo pudo ser el altar, la zarza, el bastón de Moisés, etc.[4]

 Creo importante para el lector, poder colocar en contexto a Pablo y a María con el hecho de haber encontrado a Cristo. Pablo expresa:
“Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo (Fil 3, 8)

¿En qué momento María inicia su conocimiento de Cristo?
Como todo israelita, María sabía de la llegada de un Mesías que libertaría a Israel de la opresión. En numerosos pasajes encontramos alusiones a esta promesa (Gen 49, 10-11); (Is 9, 5); (Mi 5, 1). Pero cuando el ángel le anuncia la misión encomendada por Dios, ¿qué pudo pensar esta niña judía?

Podríamos detenernos a analizar si María pudiera considerar que después de haber tenido al Hijo de Dios, su vida siguiera como si nada y continuara con un plan de vida normal. ¿Quién de nosotros actuaría así? Hay un texto muy diciente en la carta a los Efesios:
Lo que somos es obra de Dios: hemos sido creados en Cristo Jesús con miras a las buenas obras que Dios dispuso para que nos ocupáramos de ellas” (Ef 2, 10)

 Podemos ver entonces que Dios dispuso que María fuera la madre del Verbo y la trajo al mundo para que se ocupara de esa tarea:
“Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo al que pondrás por nombre Jesús(Lc 1, 31)

¿María sólo fue escogida para una misión de nueve meses? Los versos siguientes al 31 donde el ángel narra la vida pública de Jesús a María nos demuestra que no; adicionalmente este otro verso nos demuestra que la misión encomendada por Dios a María continuó después de doce años:
“Jesús entonces regresó con ellos, llegando a Nazareth. Posteriormente siguió obedeciéndoles. Su madre por su parte guardaba todas estas cosas en su corazón” (Lc 2, 51)

Es inconcebible pensar que María, después de ver la grandeza de Dios, después de llevar por nueve meses en su vientre al mismo Dios Jesucristo, pensara en algún momento engendrar otro hijo. Ya con la misión encomendada era más que suficiente; ya con el hecho de ser la escogida era razón suficiente para que haya querido consagrar su alma y cuerpo solo a Dios.Y ejemplos tenemos todos los que queramos en la Biblia: David, Salomón, Elías, Pedro, Pablo, después de recibir el llamado al servicio se dedicaron por completo a esa misión, y en el caso de María su misión fue ser la madre de Dios Hijo. Es necesario utilizar e sentido común para poniéndonos nosotros en el lugar de María, nos preguntemos si después de una misión así quisiéramos algo más.

En el Nuevo Testamento, San Pablo en su primera carta a los Corintios, nos muestra el compromiso de la Virginidad, no como una simple abstinencia de sexo, sino como una puerta a la comunión íntima con Dios:
“De igual manera la mujer soltera y la joven sin casar se preocupan del servicio del Señor y de ser santas en su cuerpo y en su espíritu” (1 Cor 7, 34a)

 Esta visión de la virginidad en el Nuevo Testamento es muy posterior a María Santísima. Ella sin haber leído a Pablo, se dejó guiar por el Espíritu Santo para querer ser santa en cuerpo y espíritu.

Algunos podrán alegar en este punto que María no aplica en este ejemplo porque ella no era soltera sino que estaba unida en santo matrimonio con José, pero este punto lo trataremos más adelante.


ARGUMENTOS LITERALES USADOS POR LOS PROTESTANTES 
PARA SUPONER LOS HERMANOS DE JESUS

Primero analicemos las citas usadas por los protestantes para decir que María tuvo más hijos.
“¿No es el hijo del carpintero? ¿No se llama  María su madre? ¿No son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? Y sus hermanas, ¿No están todas viviendo entre vosotros?(Mt 13, 55-56) 
“Oye, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están afuera y preguntan por ti”(Mc 3, 32)

Cuando les pregunto a los protestantes por qué no creen en el purgatorio, me responden “porque esa enseñanza no está en la Biblia”. Yo les digo que entonces María no tuvo más hijos porque la expresión “hijos de María” o “María tuvo mas hijos” tampoco aparece en la Biblia. Pero para el caso de María ellos opinan diferente.

Ya una evangélica me exponía respetuosamente que la Biblia no tenía por qué decir “hijos de María” porque el centro del Evangelio es Jesús y no María.En esto tiene razón pero la única forma de dudar de la virginidad perpetua de María es diciendo que ella tuvo más hijos. Y los católicos somos enfáticos en que esto no lo dice la Biblia.

 “Después de esto, Jesús bajó a Cafarnaún y con él su madre, sus hermanos y sus discípulos”(Jn 2, 12)
 Todos ellos perseveraban en la oración y con un mismo espíritu, en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos”(Hch 1, 14)
 “Pero no vi a ningún otro apóstol, sino a Santiago (Jacobo), hermano del Señor”.(Gal 1, 18)

 Con las citas anteriores cualquier cristiano podría de creer que María tuvo más hijos.


ARGUMENTOS EXTERNOS USADOS POR LOS PROTESTANTES 
PARA CREER EN LOS HERMANOS DE JESUS

 Los protestantes tratan de encuadrar los versos anteriores y hacerlos ver con mucho peso al utilizar otros términos y pasajes bíblicos para respaldar su posición. Entre esos tenemos:

Hermanos o hijos de mi madre (Salmo 69)
En un foro de debate sobre el tema un protestante utilizaba el salmo 69 para respaldar la posición de los hijos de María:
En conclusión, no hay ninguna referencia bíblica que justifique asumir que no eran hijos de María. Al contrario, cuando los hermanos de Jesús le rechazaron en Juan 7:3-5 se estaba cumpliendo la profecía del Salmo 69:8, en que se profetizaba que Jesús sería rechazado por sus hermanos, hijos de su propia madre.

El verso es:
“Me volví como un extraño para mis hermanos, y como un advenedizo para los hijos de mi madre” (Sal 69,8).

En otra página web protestante argumentaban algo similiar y lo aplicaban a Jesús por lo que dice en el verso 10: “Me devora el celo de tu casa”, del cual hacen mención el evangelio en (Juan 2,17). De aquí deduce el protestante que Jesús sí menciona a sus hermanos de sangre.

En un debate en Facebook le preguntaba a una evangélica si en verdad el salmo era mesiánico, a lo que me respondió que sí y me expresó:
Para comprobar que el Salmo 69 es mesiánico, compara 69:4 con Juan 15:25; 69:8 con Juan 7:3-5; 69:9 con Juan 2:17; 69:21 con Mateo 27:34. Se puede ver al Señor Jesucristo en sus persecuciones y angustias, pero siempre en contacto con su Padre por la oración.

 A esto le pregunté sobre lo mesiánico del verso 6 que expresa:
“Dios mío, tú conoces mi necedad, no se te ocultan mis ofensas.”

¿Tendremos acaso que llegar a pensar que Jesús pecó? Mas bien diremos que hay unos versos mesiánicos pero otros no. Lo que realmente importa de este texto es cómo hay una diferencia entre hermanos e hijos de madre, ya que el autor hace la distinción entre ambos.

Cuando la evangélica se da cuenta de esto, entonces su argumento es:
Respecto al salmo 69 ya te mostré cuáles versos son netamente mesiánicos porque se entrelazan directamente con el evangelio.
Hay que decir que los salmos mesiánicos son los que tienen referencia a la vida y la obra de Jesucristo, el Mesías.

Aquí hay que ser cuidadoso con los argumentos circulares, pues da por sentado que este salmo es mesiánico y luego lo prueba con Jn 7, 5. Pero, ¿Cómo concluyó que este verso es mesiánico? Si es por los otros del salmo, fue selectiva y acomodada y si es por Jn 7, 5 sacó un argumento circular.

Por su lado, otro protestante sostiene que este salmo se refleja claramente en Jn 7,5, cuando dice: porque ni sus hermanos creían en Él”.Si en verdad esto fuera así; Juan, que escribe mucho después que los demás Evangelistas, y que recibiendo a María en su casa sabe si tuvo más hijos o no, debió haber escrito: “porque ni sus hermanos, hijos de su madre, creían en Él”.

La cultura judía es una cultura patriarcal. En ella prima la autoridad paterna, y esta autoridad toma atribuciones lingüísticas tales que al referirse a un hermano de sangre toque aclarar: los hijos de mi padre, ya que decir hermano solamente puede referirse a cualquier grado de parentesco como: tío, sobrino, primo, etc. Esto ocurre porque en la lengua hebrea no existe la palabra tío, primo u otra. La palabra “Aha” designaba cualquier grado de parentesco. Veamos algunas referencias bíblicas:
“Abram tomó a Saray, su esposa, y a Lot, hijo de su hermano” (Gn12, 5)

Aquí se ve claro que Abram es tío de Lot. Sin embargo, más adelante lo llamará su hermano:
“Así pues, Abram le dijo a Lot: Mira, es mejor que no haya peleas entre nosotros, ni entre mis pastores y los tuyos, puesto que somos hermanos.”(Gn 13, 8)

Existe un ejemplo en Deuteronomio, que puede iluminar sobre la diferencia gramatical entre hermanos de sangre.
“Maldito el que se acuesta con su hermana, hija de su padre o de su madre(Deu 27, 22)

El autor tiene que especificar “hijo de” ya que decir solamente “hermanos” no indica grado de consanguinidad exacto.
Otro ejemplo analizado es el siguiente:
Absalón tuvo una hija llamada Tamar (2 Sam 14, 27) pero que le llama “hermana en (2 Sam 13, 1).

Pero ante estos ejemplos los protestantes alegan que en el Nuevo Testamento en griego, si hay palabra para “primo” como por ejemplo en:
Aristarco, mi compañero de prisión, los saluda; lo mismo que Marcos, el primo de Bernabé, acerca del cual ya recibieron instrucciones: si él va a verlos, recíbanlo bien. (Col 4, 10)

El argumento es: si en griego hay una palabra para “primo” (anepsios) ¿por qué si lo eran de Jesús, los Evangelistas dejaron “hermanos”?

Para responder este argumento hay que considerar la Septuaginta. Cuando los traductores pasaron al griego el Antiguo Testamento, ¿qué palabra usaron para todos los parentescos? “adelfos. De esta manera, los autores del Nuevo Testamento identificaban en su mayoría los parentescos con la palabra “adelfos”.

Es decir, si en el AT la palabra “aha” designaba parentescos, en el NT la palabra “adelfos” hará lo mismo. Para esto pondré un ejemplo que usé en un debate en Facebook con un pentecostal, que transmito a continuación:
Yo:
Si el uso de adelfos es tan claro para "hermanos" de sangre por qué dice el Evangelio:
"Y Jesús les dijo: "No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán". (Mt 28, 10) ¿a quienes les avisaron las mujeres? a José, Santiago, Judás y Simón?

Pentecostal:
respondo a tus inquietudes, sobre el primer punto ya se dijo que" adelfos" puede significar
1) hermanos carnales
2) familiares

Como tú mismo lo expresas en un post más arriba, entonces es el contexto el cual va definirnos de que quienes se trata.
Yo analizo que eran sus hermanos carnales, ellos no eran creyentes, como lo corrobora Juan 7: 5:
"Porque ni aun sus hermanos creían en él" lo asume sin probarlo solo por el uso de la palabra “hermano”.
La cultura judía era muy nacionalista, y alguien que dejaba de judaizar se le trataba de los peor, así sea familia, es mas eso era un afrenta para la familia y muchas veces hasta se le quitaba el saludo.

Yo:
Respecto a tu primera respuesta déjame decirte lo siguiente:
Quienes van donde Jesús por el llamado no son sus hermanos de sangre sino sus apóstoles: "Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado." Así que es claro que el término no es para carnales, y es bueno reafirmarlo pues es el punto que repiten aun cuando no tengan más que suposiciones para afirmarlo.

Pentecostal:
Ya le dije que acepto el argumento que ese vocablo: “hermanos”, expresado en ese pasaje se refería a lo apóstoles, tal y como Ud. lo ha señalado; pero eso sería dejarlo a media verdad (y el padre de la medias verdades ya sabemos quién es: el diablo)

Esto ya abre un avance en el diálogo y permite tumbar el blindaje que le ponen a la palabra “adelfo” como exclusiva para hermano carnal
 Veamos:
Lucas 24:9-10(Versión Dios habla Hoy)
“Y al regresar del sepulcro contaron esto a los once apóstoles y A TODOS LOS DEMAS”
Se trata del mismo suceso narrado en Mateo 28: 10, en el caso de Lucas no EXISTE registro de dicha expresión, pero se entiende que las mujeres que fueron al sepulcro vinieron con un mensaje que contar
Cuando uno lee el libro de Mateo parecería que el mensaje solo fue para los apóstoles comparándolo con Mateo 26:32(en ese momento lo escucharon solo los apóstoles, pero la coyuntura era otra, una era la cena del señor y la otra la resurrección, la primera era repetitiva la segunda no.) y que SOLO ellos fueron lo que acudieron a dicha cita en ese monte (Mateo 28: 16)

En este punto del debate que se reconoce que esta cita efectivamente tumba el argumento protestante, salen a relucir en la forma protestante de debatir, una serie de preguntas para buscar favorecer su postura.
 Pero surgen las preguntas que no pueden dejar de hacerse:
1)    Si Jesús quería referirse solamente a los apóstoles, entonces ¿porque no les dijo a las mujeres “vayan y avísenles a los apóstoles. o avísenles a los discípulos que escogí?

Este tipo de preguntas que divagan en suposiciones buscan hacer perder peso al punto católico simplemente. Se basan en lo que Jesús debió decir según ellos.
  
2)    Si Jesús con el vocablo “hermanos” solo se refería a los Apóstoles, ¿como es que las mujeres pudieron hacer la diferencia de llamar a los apóstoles y no otros discípulos o a sus familiares de Jesús? (si aceptáramos como verdad el argumento católico)
Pudieron entender las mujeres simplemente porque sabían que una manifestación del Resucitado correspondía primeramente a los que él había escogido (Apóstoles). ¿Cabían otras personas? Según el pentecostal, si “hermanos” es tan amplio, las mujeres pudieron llamar a muchos, pero esto se cae solo, haría suponer que estas mujeres desconocían el ministerio de Cristo y quienes eran los que lo acompañaban
Aquí nos damos cuenta rápidamente la AMPLITUD con que es utilizado el vocablo: hermanos (adelfos), que podría incluir a los apóstoles, discípulos, familia y hermanos carnales de Jesús. Po eso según Lucas fueron muchas más persona quienes a quienes se refería

Aquí lanza una afirmación que busca dar por hecho simplemente por encontrar parte de concordancia con la postura católica de la amplitud del término, pero es falso que se busque conectar Lucas y Mateo aquí porque Lucas lo que dice es a quienes contaron y Mateo se refiere es a quienes citó Jesús. Sin embargo busca el pentecostal apoyar su postura:

Argumento aun mas:
Doy algunos ejemplos de contexto, en este caso cultural
En el contexto cultural judío el hombre era tomado en cuenta, más no la mujer, tampoco lo niños. Lo vemos en Éxodo 12: 37 “Partieron los hijos de Israel de Ramsés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños. Las esposas no se contaban, se asume que si cada hombre tenía su esposa, restándole los posibles hombres solteros pero a la vez sumándole los niños sería un aprox. de 1´200.000 de personas las que salieron de Egipto; sin embargo la escritura lo registra como 600,000.
Esto también se podía expresarse con la posición de preeminencia o supremacía de una personas sobre otras.
a)    El contexto de los apóstoles no había variado en cuanto a ese asunto, veamos: Hechos 2: 1-14
Del v1 al v13 nos relata el día del pentecostés, la gente que allí se había reunido (tanto judío como prosélitos) se componía de hombres, mujeres y niños Pero en el V14: cuando se levanta el apóstol Pedro se dirige diciendo solo esto: “Varones judíos….” y estaban presentes mujeres y niños también (pero la escritura registra como si se dirigiera solo a los varones)
De esto podemos inferir que no solo fueron los apóstoles quienes recibieron ese mensaje de ir a Galilea, el mensaje era más amplio para ese entonces y hacía mención también a más persona, incluso a los HERMANOS CARNALES de Jesús.

Aquí el problema está en que se pasa de analizar el término “hermano” que es bien amplio (reconocido por él) al de “varones” porque se entra a un terreno cultural del patriarcado.
Igualmente, mientras Cristo cita a quienes no están presentes, Pedro se dirige a los que están presentes (haciendo más exacta la mención de su público)
Así que el silogismo es errado porque busca decir:
Si al haber varios solo se usa “varones”, entonces al usar “hermanos” tiene que haber varios (hermanos y apóstoles).

Yo:
Toda la explicación que haces y que conectas con Hch 1, 14 puede dar lugar a suponer que los hermanos allí mencionados son hijos de María, viendo que ya hemos analizado el uso tan amplio de "Adelfos"?
Respecto a tu explicación de Mt 28, 10 sigo viendo serios problemas:
1. Por que Jesús citó a sus "hermanos" y quienes fueron a la cita fueron los Apóstoles. Aquí no se trata de mostrar a quienes avisaron las mujeres, pues el llamado de Cristo fue claro.
¿Por qué no dijo Apóstoles? Pues bueno, tendrías que lanzar doble pregunta al analizar el pasaje en Lc:
"Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido poder para zarandearlos como el trigo, 22:32 pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, después que hayas vuelto, confirma a tus hermanos"
¿Me dirás entonces que aquí Cristo se refería a los hermanos carnales de Pedro? Cristo identifica a los Apóstoles como sus hermanos y esto no es extraño a la Palabra:
"Pues tanto el santificador como los santificados tienen todos el mismo origen. Por eso no se avergüenza de llamarles HERMANOS " (Heb 2, 11)

Hasta este punto sólo queremos demostrar que los grados consanguíneos entre los judíos son expresados gramaticalmente con la expresión: hermanos, hijos de, pero en ningún caso esto lleva a entender el por qué los autores griegos utilizan la palabra “adelfos” que significa “hermano” en griego.


HASTA QUÉ Y PRIMOGENITO
En Mateo 1, 25 leemos:
“Y no la conoció hasta que dio a luz un hijo al que José le puso el nombre de Jesús”(Mt 1, 25)
Según el texto de Mateo, después que María dio a luz, daría a pensar que sí tuvo relaciones con José. El sentido en griego y hebreo es diferente al español; para nosotros, hasta qué indica una acción que se da posteriormente, mientras que para los judíos indica una acción que no sucede hasta dicho momento, sin mencionar lo que pueda suceder después.
“Y Micol, hija de Saúl no tuvo hijos hasta el día de su muerte” (2 Sam 6, 23).
O lo mismo que decir: hasta que murió.
Con una óptica protestante la cita indica que Micol tuvo hijos después de muerta; ya que como el texto dice “hasta”, indica lo que se hará en el futuro, entonces una muerta dio a luz.
Igual sucedió con María. Mateo menciona que hasta el momento del nacimiento de Jesús, María era virgen; no está indicando que esa condición virginal se perdiera después. El sentido de Mateo es mostrar el nacimiento virginal de Jesús no entrar en la intimidad de la Virgen y San José.

La partícula griega “hasta” se traduce por “ews” y es utilizada en muchos otros pasajes sin indicar que posteriormente se cambia la condición, aun cuando en otros sí se cambie.
En una página web protestante expresan:
Por favor, observe: Si el Espíritu Santo hubiera querido transmitir el mensaje de que María fue una virgen perpetua a lo largo de toda su vida, pudo haber detenido a Mat. 1:25 antes de las palabras: "HASTA que dio a luz." Entonces esa oración nos habría enseñado que María fue una virgen perpetua leyendo así: "José... no la conoció" o como la NVI leería: "Pero él no se unió a ella." ¡Esto, sin embargo, NO lo que dice el registro Bíblico!
Este verso establece, por deducción, que hubo un momento en el que José Y María tuvieron unión sexual, y esto ocurrió después que Jesús nació. Esto concuerda perfectamente con Isa. 7:14, y con los otros pasajes sobre el tópico que citaremos más adelante en este artículo.

Lo primero a hacer es poder probar que “ews ou” si puede significar que la acción no cambia. Un buen artículo que recomiendo de José Migue Arraiz al respecto[5] donde se colocan ejemplos claro del uso de “ews ou” sin cambio de acción.
Como la cita en discusión es Mt 1, 25, una protestante me expresaba que hay muchos casos en Mateo donde “hasta que” implica cambio de acción, y que era muy extraño que sólo en Mt 1, 25 no lo hubiera. La mejor forma de tumbar este argumento es encontrar ejemplos en el mismo Mateo donde “hasta que” no implica cambio de acción.

Lo REAL, es que ews ou puede o no indicar un cambio de acción, peor los siguientes ejemplos no indican cambio:
"Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo sea cumplido" (Mt 5, 18)
Griego:
μν γρ λέγω μν ως ν παρέλθ  ορανς κα  γ ἰῶτα ν  μία κεραία ο μ παρέλθ π το νόμου ως [ν] πάντα γένηται.
En esta cita está 2 veces el ews ou. ¿En el primero hay cambio de acción? Osea ¿suponemos que después que pase el cielo y la tierra, sí pasará una jota y una tilde de la ley?
Pero en el segundo caso actúa diferente pues es de plazo.

Otra cita de Mateo muy diciente es:
“No contenderá, ni voceará; ni nadie oirá en las calles su voz. La caña cascada no quebrará, y el pábilo que humea no apagará, hasta que saque a victoria el juicio. (Mt 12, 19-20)

Griego:
οὐκ ἐρίσει οὐδὲ κραυγάσει οὐδὲ ἀκούσει τις ἐν ταῖς πλατείαις τὴν φωνὴν αὐτοῦ κάλαμον συντετριμμένον οὐ κατεάξει καὶ λίνον τυφόμενον οὐ σβέσει, ἕως ἂν ἐκβάλῃ εἰς νῖκος τὴν κρίσιν.
Esta cita referida a Cristo, ¿hace pensar cambio de acción, haciendo que Cristo SI contenderá, SI voceará, SI quebrará la caña?

Un caso más interesante aun es Mt 26, 36:
“Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro.”
Griego:
Τότε ἔρχεται μετ’ αὐτῶν ὁ Ἰησοῦς εἰς χωρίον λεγόμενον Γεθσημανὶ καὶ λέγει τοῖς μαθηταῖς· καθίσατε αὐτοῦ (ἕως [οὐ]) ἀπελθὼν ἐκεῖ προσεύξωμαι.

He colocado en paréntesis (ews ou) para mostrar QUE TAMBIEN se traduce como MIENTRAS o ENTRE TANTO como traduce la RV.
¿Hay un cambio de acción por usar ews ou? NO!  Este último ejemplo es el más acorde a Mt 1, 25 por el significado de lo relatado.
  
Esta crítica a la Virginidad Perpetua de María no es nueva, ya en el siglo IV, Helvidio había cuestionado la virginidad de María, pero fue brillantemente refutado por San Jerónimo en la Obra: Contra Helvidio. En uno de los argumentos dados por San Jerónimo encontramos:
Entonces ella enseñaría que el adverbio “hasta” implica un tiempo fijo y definitivo, y que cuando es cumplido, él[Helvidio] dice que el evento que antes no ocurrió, toma lugar, como en el caso ante nosotros, “y no la conoció hasta que parió a su hijo.” Es claro, dice él, que ella fue conocida después de que ella parió, y que ese conocimiento fue solo retrasado por engendrar a un hijo. Para defender su posición apila texto sobre texto, agita su espada como un gladiador con los ojos vendados, resuena su ruidosa lengua, y termina por no herir a nadie más que a sí mismo.

Nuestra respuesta es breve: las palabras “conoció” y “hasta” en el lenguaje de la Sagradas Escrituras son capaces de un doble significado.
Ahora debemos probar que, como en el único caso que siguió la usanza de la Escritura, así que acerca de la palabra “hasta” él está completamente refutado por la autoridad de la misma Escritura, que muchas veces denota por su uso [de “hasta”] un tiempo fijo (él mismo nos dijo esto) [y que]  frecuentemente el tiempo sin limitación, como cuando Dios por la boca del profeta dice a ciertas personas, “Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo: yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré” [Is. 46:4].¿Dejará Él de ser Dios cuando ellos sean ancianos?

Y el Salvador en el Evangelio dice a los Apóstoles, “y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” [Mateo 28:20b]. ¿Acaso el Señor después del fin del mundo abandonará a Sus discípulos, y al mismo tiempo que estarán sentados en doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel estarán privados de la compañía de su Señor?
Nuevamente Pablo el Apóstol escribiendo a los Corintios dice: “Pero cada uno en el orden que le corresponda: Cristo en primer lugar; después, cuando Cristo vuelva, los que son suyos. 

Entonces vendrá el fin, cuando Cristo derrote a todos los señoríos, autoridades y poderes, y entregue el reino al Dios y Padre. Porque Cristo tiene que reinar hasta que todos sus enemigos estén puestos debajo de sus pies” [1 Cor. 15:23-25]. Reconociendo que el pasaje se relaciona a la naturaleza humana de nuestro Señor, no negamos que las palabras se dicen acerca de Aquel que sufrió la cruz y nos ordenó después a sentarnos en la mano derecha. 

¿Qué nos quiere decir entonces al decirnos “porque Él tiene que reinar, hasta que todos sus enemigos estén puestos debajo de sus pies”? ¿Acaso el Señor solo reinará hasta que Sus enemigos empiecen a estar bajo sus Pies, y una vez que estén bajo sus pies Él cesará de reinar? Por supuesto que Su reino comenzará entonces en su plenitud cuando Sus enemigos comiencen a estar bajo Sus pies. [cf. Lucas 1:33, Apoc. 11:15].

También David en la cuarta Canción de Ascensión  [Salmo 123] dice así: “Suplicantes miramos al Señor nuestro Dios, como mira el criado la mano de su amo, como mira la criada la mano de su ama, hasta que él nos tenga compasión”  [Salmo 123:2] ¿Acaso el profeta verá al Señor hasta que obtenga compasión y cuando obtenga la compasión volverá sus ojos al suelo? – a pesar de que en otra parte él dice, “Mis ojos se consumen esperando que me salves, esperando que me libres, conforme a tu promesa” [Salmo 119:123].

Yo podría acumular incontables casos de este uso, y cubrir la verbosidad de nuestro asaltante con una nube de pruebas; sin embargo solo añadiré unas pocas, y dejaré al lector que descubra otras parecidas por sí mismo.[6]
Fue un poco extenso pero quise que degustáramos la Apologética en letras de uno de los grandes doctores de la Iglesia respecto a este punto. Puede algún lector preguntarse: ¿y esto lo leen los protestantes? Pues claro que lo leen mas sin embargo…

Uno de los textos protestantes que trata el tema y reconoce los argumentos presentados por Jerónimo aceptando que en los ejemplos bíblicos la condición presentada por el escritor bíblico no cambia, también apela a otros ejemplos donde sí cambia:
Sin embargo, en el Evangelio de Mateo también se encuentra un pasaje donde el Angel del Señor le declara a José: Huye a Egipto y estate ahí hasta que (ews ou) yo te avise (2, 13). Aquí, por el contrario, hay que comprender que José no permanecerá definitivamente en Egipto. Además, como bien lo ha hecho notar J. Meier, la cuestión se vuelve más delicada cuando la situación o el comportamiento adoptan una forma negativa, es decir, cuando la elocuiónewsou figura después de una negación.[7]

Al parecer, el que haya un ejemplo en Mateo donde la posición del suceso si cambia después de la expresión “ews ou”, echa por tierra que en Mt 1, 25 no, aun cuando encontramos varios ejemplos bíblicos donde sí cambia. Lo novedoso de este argumento es que por el hecho de iniciar la frase con una negación en Mt 1, 25 (no la conoció hasta que) alude a que la posición del acto cambió. De ser así cómo explicar que se pueda cambiar la posición con afirmaciones y negaciones antes de la partícula “ewsou”?[8]

Como punto complementario a este análisis de Mt 1, 25 viene el del verbo usado: “conocer”, que expresa una unión sexual o íntima. Pero entre más se acercan a este argumento más ayudan la postura católica. ¿Por qué?

Porque en San Lucas leemos que la Virgen dijo: No conozco varón. Esto que puede sonar puntual en presente en español tiene una mayor connotación en el griego, pero dejemos que un experto explique[9]:
 Lucas 1:34
María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que NO CONOZCO varón?»
[...epeì ándra OU GIGNÓSKO;]
Ese presente de indicativo del verbo gignóskein en sentido sexual es un presente de repetición o consuetudinario con sentido de intención, al estilo de "no fumo", "no bebo". Compruébalo si quieres en una gramática para novatos como la de Berenguer Amenós.
Si San Lucas hubiese querido expresar una acción puntual, que es el sentido que muchos hoy espuriamente le dan, habría usado cualquier forma de aoristo, que para eso está.

 De este modo, el voto de virginidad de María se encuentra bien expresado en el griego del texto y no como una pregunta puntual de su presente, ya que Lucas narrando los hechos de manera posterior sabría que acción sucedió por la realidad de la vida de Jesús, y sus lectores le hubieran reclamado si hubiera dando a entender un voto de virginidad que la realidad de los hijos en María hubiera desmentido.
  
Primogénito
Ahora, veamos en Lucas una expresión sobre la primogenitura de Cristo.
Y parió á su hijo primogénito, y le envolvió en pañales, y acostóle en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón. (Lc 2, 7)

Muchos creen que primogénito significa el primero de varios, pero sólo indica el primero sin procedencia, sin importar si habrá más posteriormente.
“Hijos de Moisés: Guerson y Eliezer. Hijos de Eliezer: Rejabías, el primogénito. Eliezer no tuvo más hijos, pero los hijos de Rejabías fueron numerosos” (1 Cro 23, 15-17).

Como se puede apreciar, Eliezer tuvo su primogénito, que fue su único hijo. Pensar que María tuvo más hijos porque a Jesús se le llame primogénito es no conocer las Escrituras. Los evangélicos dicen que cuando se sabe la conclusión no vale la intuición, y que por tanto como Lucas ya sabía que María tuvo más hijos, no le colocó “unigénito” sino primogénito. Pero este argumento también falla pues parte de un significado errado de “primogénito.

Un punto para explicar a los protestantes que el llamar a Jesús primogénito no alude a que sea el primero de varios hijos es el siguiente:
“Yahvé dijo a Moisés: Conságrame todo primogénito. Todos los primogénitos de los hijos de Israel son míos, tanto de hombre como de animales” (Ex 13, 1-2)

Esta ordenanza dada a Moisés fue cumplida por toda familia, tuviera varios hijos o tuviera uno solo. Pues el concepto de “primogénito” se refería al primer nacido.
¿Acaso las mujeres que tenían un solo hijo no lo consagrarían porque la orden no decía consagrar los unigénitos también; y no sabían si iban a tener un segundo hijo?
Una vez un adventista me argumentó que la orden dada por Dios, excluía a las mujeres de hijo único. Increible lo que sostienen por defender una postura.
Otros ejemplos bíblicos que desmienten la posición protestante son:
-          (Jer 31, 9) frente a Gn 41, 52
-          (Zac 12, 10)
  

RASTREO BÍBLICO DE LOS SUPUESTOS HERMANOS
¿Quiénes son esos hermanos?
El primer texto que usan los protestantes para atribuirle hijos a María es:
“¿No es el hijo del carpintero? ¿No se llama  María su madre? ¿No son sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? Y sus hermanas, ¿no están todas viviendo entre vosotros?(Mt 13, 55-56)

Ya dijimos antes, que en ninguna parte se dice: hijos de María. Miremos los cuatro nombres y memoricémoslos: SANTIAGO (Versión católica y de los testigos de Jehová) o JACOBO (Versión Reina Valera), JOSE, SIMON Y JUDAS. Lleguemos a conocer quien es la madre de estos cuatro hermanos.

Tener en cuenta: el orden en que aparecen los nombres
Þ        Comenzando por Mateo, lleguemos al momento de la cruz:
“Estaban también allí, muchas mujeres... de las cuales eran María Magdalena, y María madre de Santiago y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo” (Mt 27, 55.56)
De este texto podemos sacar lo siguiente:
·         NO SE HACE MENCIÓN DE MARÍA la madre Jesús.
·         Se menciona una María, madre de José y Santiago. Para mencionar a esta mujer colocando como referencia a sus hijos es porque estos hijos eran conocidos en el pueblo, pero más que eso debían ser conocidos para los lectores de Mateo,
·         Se menciona la madre de los hijos de Zebedeo: Santiago y Juan (Mt 10, 3)
De esto, vemos que Santiago el “hermano” de Jesús no es el mismo Santiago, hermano de Juan. ¿Pero esta madre será María? Ya en Mateo, esta mujer se presenta a Jesús, a pedirle los primeros puestos para sus hijos (Mt 20, 20-28). Vemos que no le dice hijo a Jesús, ni presenta a sus hijos como hermanos del mismo. Esta María no es la Virgen María
Lo que se puede analizar es que si María (la madre de Jesús) en verdad es madre de 
Santiago y José, Mateo no la nombre como madre de Jesús, sino como madre de los otros dos; esto es muy sospechoso para lectores que conocían bien la familia de Jesús.
Si leemos rápidamente los tres Evangelios sinópticos, cuando Jesús escoge a sus doce discípulos vemos que menciona a un Santiago, hijo de Alfeo, seguido de Judas Tadeo. Si ya descartamos que Santiago el hermano de Juan sea el mismo del capítulo 13 de Mateo, nos queda demostrar si este Santiago, hijo de Alfeo, en verdad es hermano de Jesús; porque de ser así Alfeo sería marido de la Virgen.

Þ        Pasemos a Marcos:
Marcos es el que nos muestra la única parte en donde a Jesús se le llama: Hijo de María (Mc 6, 3), de ahí que nos cueste mucho creer la expresión protestante: los otros hijos de María, pues de Jesús la Biblia lo dice una sola vez, mientras que de sus “hermanos” no lo dice.
“entre las cuales estaban: María la madre de Santiago el menor y de José, y Salomé”(Mc 15, 40).

En este texto vemos que
·         ahora aparece Salomé,
·         Y nuevamente Jacobo y José.
·         Una vez más observamos a María Magdalena.
·         NO APARECE MARÍA la Madre de Jesús,
·         y reaparece una María, madre de Santiago y José.

Este texto nos ofrece una nueva luz para aclarar sobre estos hermanos:
ü  La mención de un Santiago identificado como el “menor” debió representar para Marcos un dato muy conocido dentro de la comunidad lectora de este Evangelio. ¿Qué sentido tendría mencionarlo si para los cristianos este personaje no fuera conocido dentro de los Doce?
ü  La distinción de “menor” debía marcar una clara diferenciación de otro Santiago que fuera conocido como “mayor” y que sobre todo perteneciera al mismo circulo social, esto quiere decir que este Santiago el menor debía pertenecer a la misma comunidad que Santiago el mayor. ¿Qué sentido tendría distinguirlo si fueran de círculos diferentes?
ü  La cristiandad en general, incluso los grupos protestantes reconocen estudiando a los apóstoles que Santiago el hermano de Juan era conocido como el mayor.[10][11]

La Carta a los Gálatas nos aclara sobre este Santiago cuando dice que Pablo sólo vio a Santiago, hermano del Señor. Esto indica que el Santiago, hijo de esta María en la cruz (Mt 27, 55) y mencionado en Mt 13 sí era Apóstol de Jesús, y debió ser Santiago el Menor, Obispo de Jerusalén.

Los protestantes tienen la tendencia de ubicar al Santiago de Gálatas como hermano de sangre de Jesús pero distinto de los doce, alegando que la palabra “apóstol” no indica que sea de los doce como sucede con Pablo (1 Cor 1, 1; Col 1, 1). Esto ocurre porque si aceptarán lo contrario tendrían que reconocer que Alfeo fue junto a María los padres de este Santiago. Aun así, expresan que en Galatas lo que indica es que no había ningún apóstol, aparte de Santiago el hermano del Señor.

Adicionalmente, los protestantes han llegado a expresar:
En Mc 15:40 se aplica el epíteto “el Menor” (τοῦ μικροῦ) a Santiago, mientras que líneas arriba en Mc 6:3 cuando se habla de Santiago el hermano de Jesús no se usa ese epíteto. Si Marcos pensaba en 15:40 que ese epíteto era pertinente para identificar a ese Santiago, por ejemplo para distinguirlo de Santiago el hijo de Zebedeo, ¿por qué llega en 15:40 por primera vez y no se usa en 6:3? (que el epíteto desaparezca en Mateo es un proceso habitual y bastante lógico como se ve en el caso de Simón de Cirene y su padre (Mc  15:21 y Mt 27:43))

Es necesario interpretar las obras en conjunto y por lo tanto esa identificación plantearía un llamativo problema de coherencia. No tiene mucho sentido nombrar a una persona y luego, cuando se le nombra por segunda vez, añadir un epíteto explicativo (“el Menor”) para que sepamos quién es, y más teniendo en cuenta que en esta segunda ocasión se estaban facilitando dos datos identificativo más (el nombre de su madre y de su hermano)

Según el planteamiento, el que en Mc 16, 1 ya no mencionen a Santiago como "el menor" es prueba que se refiere al mismo Santiago de Mc 6, 3 y por ende, San Marcos prefirió llamar a María, no en referencia a Cristo sino en referencia a Santiago en Mc 16, 1???? 

Además:
- En el texto de Mc 6, 3 se nombran en relación a Cristo y su parentesco con él. Se nombran como parientes directos, además que la mención se da como una expresión de la gente del pueblo, no como narración del autor, este dato es clave. Son ellos quienes los mencionan y no sabiendo que Cristo ha elegido 12 apóstoles (2 Santiagos), no tendrían por qué llamar "el menor" a Santiago. Se debe tener presente que "el menor" no es un apodo que tuviera de su aldea, sino precisamente un apodo para poder diferenciarlo del mayor, y lo lógico es que estén en el mismo grupo.

 - En Mc 15, 40 en cambio SI es Marcos quien narra el acontecimiento sin colocar palabras textuales de otro personaje, y de los testigos oculares: las mujeres. La referencia a Santiago y José, en este caso, están en relación de la madre, pero lo importante es que estos 2 hombres son punto de referencia para el lector del pasaje. Aquí es claro, que esta mujer será más fácilmente identificable si se mencionan a sus hijos, y esto se corrobora porque en Mc 6,3 ella no fue mencionada, solamente sus hijos. Además, Marcos conoce bien desde la óptica en que escribe, mucho después de ocurrido el acontecimiento, que a este Santiago lo identifica la primera comunidad y por tanto hace la claridad que sí es necesaria (el menor), para su narración, sin entrar a transcribir exclamaciones de alguien, como sucede en Mc 6,3

Uno de los grandes problemas de la teoría protestante de los hermanos carnales, es que hacen ver en el NT a TRES Santiagos, menor(1) y mayor(2) dentro de los Doce y al famoso hermano (3). Pero una lectura de Hechos de los Apóstoles nos muestra que SOLO aparecen 2 de ellos, y cuando muere el hermano de Juan (Hch 12, 2) sólo se menciona uno (Obispo de Jerusalén). Mientras la postura católica sigue en armonía: sólo 2 Santiagos, la postura protestante mágicamente desapareció a Santiago el Menor del panorama del NT. Pensar que precisamente ese epíteto que Usa Marcos para que los protestantes lo vean como otro Santiago distinto al de Mc 6, 3, es la prueba madre para ver que el NT borró en Hechos, por completo a este Apóstol, pues no lo nombran más. La respuesta protestante a este punto es super débil y más construída para que les cuadre caja que por su peso real, que nos quieren llevar a los católicos a creer primero que la sede de Jerusalén se la dieron a un recien converso y que era pilar de la Iglesia, al mismo tiempo que el otro Apóstol del mismo nombre desapareció.

Y profundizando más en este punto, el argumento usado por los protestantes para decir que su hermano Santiago se convirtió al encontrarse con Cristo es 1 Cor 15, 7: Además, se apareció a Santiago y a todos los Apóstoles.Lo raro es: por qué el mismo autor (San Pablo) en este texto sólo lo llama Santiago a secas, pero en Gálatas SI lo llama el hermano del Señor?

Þ        Juan nos dará una gran pista para entender este misterio:
“Estaban junto a la cruz de Jesús, su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofás, y María Magdalena”(Jn 19, 25).

Miremos varias cosas:
·         POR FIN APARECE LA VIRGEN MARIA,
·         y sigue apareciendo otra María, ahora como esposa de Cleofás.
·         En todos los evangelios aparece María Magdalena.
·         Pero vemos que siempre aparece una María, como madre de Santiago y José, o ahora como esposa de Cleofás ¿Será la misma?
La respuesta la analizamos de la siguiente manera:
1.    Santiago aparece como hermano de Jesús, y hermano de Judas, José y Simón en Mt 13

2.    La carta a los Gálatas nos menciona a un Santiago, hermano del Señor (1,18). Como se habla de Jerusalén, debe ser Santiago el Obispo. Este, llamado el menor, como dice Marcos (6,3), fue al mismo tiempo apóstol de Cristo. Como Jesús sólo tuvo dos apóstoles llamados Santiago; y sabemos que uno es hijo de Zebedeo, y murió por Herodes; este otro debe ser el hijo de Alfeo.

3.    Lucas (16,6) nos muestra que Santiago, hijo de Alfeo, es hermano de Judas Tadeo. Y sabemos que este Judas fue el autor de la Carta de Judas, la cual dice: “Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo”(Jud 1, 1). Vemos que Judas se presenta como hermano de Santiago. En Mateo 13 aparecen un Judas y un Santiago, como hermanos de Jesús. Pero en su carta, Judas se proclama hermano de Santiago PERO NO de Jesús, de quien se llama siervo.

4.    De lo anterior concluimos que el Judas que aparece en Mateo 13, es el autor de la carta, y este no se proclama hermano de Jesús, mientras que sí de Santiago, que también aparece como hermano de Jesús, y es el que Pablo vio en Jerusalén, autor de la Carta de Santiago.

Con esto se demuestra que:
o   La María que aparece en la cruz como madre de Santiago y José, es la misma que aparece como esposa de Cleofás.

o   Judas también es hermano de Santiago y José, que aparecen en Mateo. Y se corrobora en la carta de Judas, donde menciona a su hermano Santiago, pero no se dice igual de Jesús. Además, el Simón mencionado aparece en (Mt 10, 3) (Hch 1,13)

o   Como la madre de estos nombres se menciona como “hermana” de la Virgen María, ellos son parientes de Jesús, mas no hermanos directos de sangre.

o   Entendiendo que entre los judíos no existía palabras para los parientes, no está mal que a estos primos de Jesús, se les llamara hermanos.

Pero vamos a profundizar mucho más en esta María, “hermana” de la Virgen, esposa de Cleofás y madre de Santiago y José.

 §  Aun cuando según los Evangelios se mencionan cuatro nombres, Santiago y José se mencionan de primero y de último se mencionan Simón y Judas
§  La mujer llamada María nunca es mencionada como madre de Simón y Judas
§  Alfeo es mencionado como padre de Santiago, y a su vez, Judas como hermano de Santiago pero no como hijo de Alfeo
§  En la elección de los doce apóstoles aparece primero Santiago, luego Simón y por último Judas (Mc 3, 18), manteniendo el orden mencionado cuando se mencionan a sus hermanos (Mc 6, 3)
  
 Esto nos lleva a apoyar la hipótesis planteada por Christopher Wong
 “María, hermana de la Santísima Virgen, habiendo tenido dos hijos de un primer matrimonio, Santiago y José, se casó por segunda vez con Cleofás, hermano de José, quien también tenía dos hijos de un primer matrimonio, Simón y Judas.[12]

 Esta hipótesis plantea un concepto nuevo:
·         Qué Cleofás es hermano de José, el padre adoptivo de Jesús. Este argumento se soporta en lo que dice Eusebio en su (Historia Eclesiástica, III, 11). San Epifanio agrega que Simeón hijo de Cleofás es primo de Santiago (Haer LXXVII, 14)
De igual modo, Hegésipo escribe que a la muerte de Santiago, Simeón, Hijo de Cleofás tomó su lugar en Jerusalén. Adicionemos que Cleofas no se presenta como padre de Santiago pero sí de Simón, aun cuando estos sean hermanos (Mt 13, 55)

 Este análisis nos hace expresar que María de Cleofás  es la cuñada de la Virgen María, y por este motivo es madre carnal solo de Santiago y José, aun cuando Judas se presente como “hermano” de Santiago.
  
A este respecto, nos queda algo más por analizar en Jn 19, 25:
¿Cuantas mujeres se mencionan aquí?
Es interesante ver que el griego no usa comas y que en ese texto la conjunción "y" (kay) se usa sólo dos veces. La pregunta es: ¿realmente había dos hermanas de sangre con el mismo nombre?

 A esta pregunta que abre la posibilidad de simplificar 3 mujeres en el pasaje contestó el pentecostal:
En el griego koine la palabras se escribían de corrido, por ello no lleva comas, pero en dicho pasaje la frase: "y la hermana de su madre, María esposa de Cleofas" puede tratarse de dos personas diferentes o de una misma persona
Lee Mateo 10: 3 y te cercioraras que la “y” no necesariamente produce que la siguiente palabra se este refieriendo a la anterior.
Te lo ejemplifico: el griego dice asi en este pasaje:
"philippos kay bartholomaios thōmas kai maththaios o telones, la traducción lliteral sería: felipe y bartolome, thomas y mateo el publicano se pueden apreciar 4 personas diferentes, y la conjunción y no juega ningún papel mas que de conector de 4 nombres diferente

Mi respuesta fue:
En este caso, no aplica el ejemplo de manera igual, porque el Evangelio está mencionando los apóstoles en parejas, por eso, están en grupos de a 2.
El ejemplo de Hechos 6, 5 lo aclara:
"La asamblea aprobó esta propuesta y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe y a Prócoro, a Nicanor y a Timón, a Pármenas y a Nicolás, prosélito de Antioquía"

Fíjate que al final mencionan a Nicolás, luego aparece una coma, y aunque no aparezca la expresión "kay" no se supone que prosélito de Antioquía sea otra persona. Es la explicación de quien es Nicolás.
Igual sucede en Jn 19, 25:Esposa de Cleofás no supone una mujer distinta a la hermana de la Virgen sino su aclaración.

¿LA ABERRACIÓN DEL MATRIMONIO?
Otro ataque que sufre la virginidad de María tiene que ver con la concepción que los protestantes ven a su unión con José. Dicen que no es posible pensar en un marido al que “se le impida” tener intimidad con su esposa. Pintan este matrimonio entre José y María como una imagen en donde José se reprimía simplemente por capricho de los católicos. Y aseguran que lo más normal después que María tuviera a Jesús era querer tener otros hijos más.

Cuando se trata de estudiar la finalidad de José y María como pareja podemos llegar a tejer varias ideas interesantes, pero siempre expresando el amor incondicional que se tuvieron, de un modo sublime, para compartir juntos la vocación de servicio en el plan de Dios, dedicados a cuidar al Verbo Eterno. En Palabras del Beato Juan Pablo II:
José y María, precisamente en vista de su contribución al misterio de la Encarnación del Verbo, recibieron la gracia de vivir juntos el carisma de la virginidad y el don del matrimonio. La comunión de amor virginal de María y José, aun constituyendo un caso especialísimo, vinculado a la realización concreta del misterio de la Encarnación, sin embargo fue un verdadero matrimonio[13]

·         José al casarse con María hacía que se cumpliera la profecía de Miqueas donde se anunciaba el lugar de nacimiento[14]. Y sabemos que esto se logró con la orden del Emperador Augusto para que todos fueran censados en su lugar de origen [15]
·  
       De acuerdo a la genealogía presentada por Mateo y Lucas, entendemos que para que Jesús fuera descendiente del rey David(Lc 1, 27), era necesario que su padre adoptivo fuera descendiente de David. Por esta razón Lucas lo presenta como el hijo de José[16]
·         María requería un hombre que la cuidara y la ayudara legal y económicamente.

Cuando estudiamos los Evangelios Apócrifos de la Infancia de la Virgen encontramos datos interesantes que aunque no sean canónicos pueden darnos luces al acontecimiento histórico.

ProtoEvangelio de Santiago. Nos menciona que un ángel se le apareció a Zacarías en el Templo, para darle las indicaciones de quien iba a encargarse de María. Zacarías reunió a los “viudos del pueblo”, y Dios realizó una señal sobre José para dar a entender que era ese el que había escogido. Se revela aún que José ya tenía hijos.

Evangelio del Seudo Mateo. Menciona que la escogencia del custodio de la Virgen se anunció a todas las tribus de Israel. Y presenta la virginidad de María como una decisión propia de ella: “Pero María ha sido la única en dar con un nuevo modo de seguir el beneplácito divino, al hacer promesa de permanecer virgen”. En este texto se narra que la señal dada por Dios fue decidida por los sacerdotes y no por un ángel. Incluso, se menciona que José tenía temor de tomar a María por temor del pueblo.

 Estos textos junto a otros más nos hacen plantear esta hipótesis:
·         José era un hombre mayor,lo que disipa la imagen del hombre joven reprimido por un designio de Dios o también por la forma en que en las películas se ha representado a José como un hombre joven. Aun cuando en la Biblia leemos que José era un “hombre” bueno o justo (Mt 1, 19) y no se le identifique como mayor pudiéramos pensar que era joven, tomemos como referencia a Simeón, quien también es referenciado como “un hombre muy piadoso” (Lc 2, 25) pero que por el Evangelio sabemos que estaba próximo a su muerte y esperaba que Dios le cumpliera su última promesa (Lc 2, 26. 29) por lo que debía ser de avanzada edad.
·         Fue escogido para que cuidara a María quien ya no podía seguir en el Templo
·         María había ofrecido su virginidad a Dios (esto se corrobora con su pregunta de no conocer varón)
·         José desaparece misteriosamente de los Evangelios, muy seguramente por muerte natural debido a su edad.
·         María es entregada a Juan, al ya no tener esposo ni otros hijos

Pero de todos modos, la edad de José sigue siendo estudiada y postulada sin poder darse un dato exacto, lo cual no atenta contra la Virginidad de María. A este respecto ha expresado Juan Pablo II en una de sus catequesis:

La dificultad de acercarse al misterio sublime de su comunión esponsal ha inducido a algunos, ya desde el siglo II, a atribuir a José una edad avanzada y a considerarlo el custodio de María, más que su esposo. Es el caso de suponer, en cambio, que no fuese entonces un hombre anciano, sino que su perfección interior, fruto de la gracia, lo llevase a vivir con afecto virginal la relación esponsal con María.[17]

Así que el matrimonio de José y María sí puede ser visto como La Sagrada Familia, ya que en el estaba el amor, la entrega, el sacrificio, el respeto y sobre todo el cumplimiento de la voluntad tanto de José como de María en la misión de ser los padres humanos de Jesús.

OTROS ARGUMENTOS ADICIONALES
·        Si Jesús tuvo más hermanos, debió entregarles a María a estos hermanos; pero lo que hace es dársela a Juan, hijo de Zebedeo. En la cultura judía, una mujer no debía quedar sin marido ni hijo, y si esto pasaba, alguien debía acogerla. 

Leí una vez en el libro ”El hombre más grande de todos los tiempos[18]”, lo siguienteAsí Jesús encomienda a su muy amado apóstol, el cuidado de su madre, quien evidentemente es viuda ya. Hace esto porque los demás hijos de María no han mantenido fe en Él.
 “Sí, está leyendo bien la Escritura. ¡Aún María, y sus otros hijos, en un punto en el ministerio de Jesús, pensaron que Jesús "estaba loco"! Esto, sin embargo, no significa que no creyeran en Jesús más adelante, pues creyeron y fueron llenos del Espíritu Santo, ya que estaban en el Aposento Alto, junto a los otros 120, el Día de Pentecostés:

Todos ellos se reunían siempre para orar con los hermanos de Jesús, con María su madre, y con las otras mujeres. (Hech. 1:14).
Hay prueba adicional de que los medio-hermanos de Jesús llegaron a creer en él. Esto aparece en 1 Cor. 9:5:

Tengo todo el derecho de llevar conmigo una esposa cristiana, como hacen los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Pedro.
Aquí descubrimos que los medio-hermanos del Señor estaban casados, igual que Pedro. Esas parejas matrimoniales viajaban juntos, y le servían a Dios.
Más aún, en cuanto a Judas y Santiago, mencionados en Mat. 13:55 como "hermanos" de Jesús, leemos lo siguiente:

Yo, Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago, escribo esta carta a los que Dios el Padre ama y ha llamado, los cuales son protegidos por Jesucristo. (Judas l).

Según este autor, para justificar la entrega de María a Juan, hacen ver que los otros hijos de María, aun no creían en él; pero que después sí.

Este argumento es muy encontrado porque es muy usado por nosotros los católicos. Cuando uno coloca a un protestante a analizar por simple lógica su argumento, lo hace reflexionar de lo rebuscado del mismo. Eso me paso con un protestante al que le respondí que era extraño que Cristo eximiera a sus “hermanos” de cumplir con el mandato de “Honrar” a su madre basados en un requisito totalmente ajeno a cualquier pasaje: como no creen en mí, entonces no pueden cuidar a nuestra madre. Este es el pedazo que nos falta a los católicos y como que sí esta en las Biblias protestantes.

En mi argumentación al protestante al respecto le hicever que, siguiendo su lógica de colocar 3 Santiagos en el NT, donde su hermano carnal se convierte al encontrarse con Cristo y convertirse en Obispo de Jerusalén, ¿Cómo es posible que no buscara a María para llevarla a casa? ¿Qué clase de hijo es este Obispo?

Si el argumento protestante es que por no creer en Cristo, él la deja con un apóstol ¿Cómo es que al convertirse y ser Obispo y pilar de la Iglesia, deja a su madre con otra persona?
La respuesta del protestante fue:
Puede explicarse claramente un tercer Santiago y el se convirtió muy posiblemente en ese lapso antes de hechos 1. 14 y no necesariamente tendría que buscar a Maria , ella ya estaba a cargo de Juan (por mandato de Jesús y eso honraron sus hermanos aun después de convertirse, eso es muy factible

Santiago podía encargarse nuevamente de su madre, pero eso significaba ROMPER lo que Jesús había ya establecido (representa que Dios no puede romper su pacto, es un Dios de judíos y gentiles, es un Dios de TODOS aquellos que lo anhelan sean judíos sean gentiles)

Se puede con un poco de sentido común, justificar que un hijo converso a Cristo, no pueda buscar a su madre para vivir con él por respeto a un mandato de Cristo? ¿Ese es el Cristo que predican? Eso es un castigo en caso de ser cierto. Por eso, es insostenible el argumento de los hermanos incrédulos, y que cuando se convierten entonces respetan el mandato. Es absurdo y jamás ha sido enseñado por nadie, más cuando lo muestran como un pacto. ¿pacto de qué?

Si la palabra “hermano” es literal, ¿por qué Cristo dejó a María con estos incrédulos durante tanto tiempo? Tiene lógica quitarles la responsabilidad de la Ley con su madre después que los dejó al lado de ella tanto tiempo? Esto solo nos puede hacer ver que jamás existieron tales hermanos de sangre. 
·         En la cultura judía, un hermano menor no podía aconsejar a uno mayor, y a Jesús, sus hermanos le aconsejan que vaya a Jerusalén (Jn 7, 3), siendo que Él es el primero.
·         Una forma de mostrarles que María no tuvo relaciones con José después que naciera Jesús es la siguiente[19]: Cuando Lot debe huir de Sodoma, él huye con SU MUJER y sus dos hijas. Lot reconoce a la madre de sus hijas como su mujer pues han tenido relaciones de las que han nacido dos hijas. Pero si se mira bien cuando el ángel le habla en sueños a José, le dice: “Toma al niño y a su madre” ¿Por qué no le dijo: “toma a tu mujer y a su hijo? Dios sabía claramente que esa mujer estaba consagrada para su Hijo, no para tener intimidad con José. Esto demuestra que el argumento “hasta que” no implica que ellos hubieran tenido relaciones.
·         Aun cuando en Mt 1, 20 se usa la expresión: “mujer”, se menciona antes del nacimiento de Jesús, lo que leyendo (Deu 22, 23) nos demuestra que se podía estar desposada siendo virgen.
 ·    
     En la Anunciación, María no sabe como concebirá a Jesús, pues ella dice:
“¿Cómo será esto, pues no conozco varón?” (Lc 1, 34) Si María hubiera pretendido tener relaciones con José, esta pregunta sería absurda[20]. María desde siempre pensó en ofrecerle su virginidad a Dios, pues de lo contrario, al decirle el ángel que daría a luz, ella se hubiera imaginado tenerlo con José; pero su respuesta demuestra su firmeza en mantenerse virgen. Miremos el caso de Sara: cuando Dios le promete un hijo en su vejez, ella no pregunta como sería eso, pues obviamente ella supuso que lo tendría con Abraham; mientras que María no pensó así. Al contrario preguntó porque su ideal era ser virgen por amor del Reino de Dios (Mt 19, 12). 
·            Si miramos los otros pasajes en donde se anuncian nacimientos vemos lo siguiente:
·         Sara tuvo a Isaac y fue SU HIJO UNICO
·         La mujer de Manoa tuvo a Sansón y fue SU HIJO UNICO
·         Isabel tuvo a Juan Bautista y fue SU HIJO UNICO.

 Observemos bien que donde hubo anuncio angélico, fue con mujeres que tuvieron hijos únicos. ¿Por qué Dios rompería esta unidad en María?

·         El factor cronológico juega un papel importante. Cuando María y José suben a Jerusalén para celebrar la Pascua, se menciona que Jesús tenía doce años. No aparece algún hermano de Jesús todavía. Supongamos que después de esto María quedó embarazada. Quiere decir que cuando Jesús empieza su ministerio público a los treinta años su primer hermano debe tener máximo dieciocho años(un joven todavía). Como Mateo menciona cuatro hermanos coloquemos que los tres siguientes hermanos tengan 16, 14 y 12 años respectivamente. Y si tenemos en cuenta al menos dos hermanas, tendríamos niñas de 10 y 8 años.


Quedan varías cosas en el tintero
¿Qué interés podrían tener los evangelistas en mencionar niños y niñas?
El contexto de Mateo 13, 53-56 muestra a Jesús dentro de un marco de referencia familiar comenzando por la mención al “carpintero” y a María(claramente conocidos entre la población). Luego, más que decir, “sus hermanos”, el evangelista revela sus cuatro nombres como indicando la fácil referencia de estos personajes sólo con mencionarlos al pueblo.
¿Tendría sentido esto si fueran unos adolescentes, considerando la mentalidad judía sobre la juventud?  Y más aún ¿Escogería Jesús a dos muchachitos como Apóstoles? ¿Les habrá dicho a estos hermanitos que dejaran a José y María por seguirlo a él? ¿Acaso tuvo en mente la cita: dejad que los niños vengan a mí? ¿No iría esto en contra de la creencia tradicional que el apóstol más joven era Juan?


·         El texto de la zarza ardiente puede tener según los Padres de la Iglesia una alusión a la Virginidad Perpetua de María. En el libro “El árbol de María”[21] se mencionan diferentes Padres que expresan lo siguiente:
“He aquí como Gregorio de Nisa, gran padre de Capadocia (Turquía), que vivió en el siglo IV, desarrolla este tema en una homilía de Navidad: “Lo que estaba prefigurado en la llama y en la zarza, fue abiertamente manifestado en el misterio de la Virgen. De igual manera que en el monte ardía la zarza pero no se consumía, así la Virgen parió la luz pero no se corrompió. Ni te parezca inconveniente la comparación de la zarza que prefigura el cuerpo de la virgen, que dio a luz a Dios”
De esto modo así como nada mundano podía pisar en la tierra de la zarza, no se concibe que el vientre escogido para llevar a Dios hecho hombre pudiera ser profanado por semen humano. Este sagrario únicamente podía ser cubierto por el Espíritu Santo.

¿Qué dijeron los Padres de la Iglesia? 
Si por último leemos lo que dijo la Iglesia primitiva, veremos que lo que discuten los protestantes no es nuevo. Ya algunos herejes habían puesto en duda la virginidad de María. Ya Ignacio de Antioquia (Discípulo del apóstol Juan) cerca al 105 D.C expresará que la virginidad de María y su parto le fue escondido a Satanás[22].

 SAN JUSTINO, Dial. 43; 66-68; 77; Apol. r 33; SAN IRENEO, Adv. haer. Iir 21; ORÍGENES, Contra Celsum 134 s ; S.th. In 28, 1.
 CLEMENTE AI.EIANDRINO (Strom.VII 16, 93), ORÍGENES (In Lev. hom. 8, 2; de otra manera en In Luc. hora. 14).

 "Porque si María, como los que declaran que con ensalzar su sano juicio, no tuvo otro hijo, pero Jesús, y sin embargo, Jesús dice a su madre: Mujer, he ahí tu hijo", y he aquí no tiene este hijo también ", entonces Él prácticamente le dijo: He aquí, éste es Jesús, a quien tú has oso.¿No es el caso de que todo el que vive es perfeccionarse a sí mismo ya no, sino que Cristo vive en él, y si Cristo vive en él, entonces se dice de él a María: He aquí tu hijo Cristo¡Qué mente, entonces, debemos tener que nos permiten interpretar de una manera digna este trabajo, aunque se asignen a los tesoros terrenales-casa de lenguaje común, de la escritura que cualquier transeúnte puede leer, y que puede ser escuchado cuando se leen en voz alta por todo aquel que se presta a que los oídos del cuerpo? "Orígenes, Comentario sobre Juan, I: 6 (AD 232).
  
"María conservó su virginidad hasta el fin, para que el cuerpo que estaba destinado a servir a la palabra no conociera una relaxión sexual con un hombre, desde el momento que sobre ella había bajado el Espíritu Santo y la fuerza del Altísimo como sombra. Creo que está bien fundado decir que Jesús se ha hecho para los hombres la primicia de la pureza que consiste en la castidad y María a su vez para las mujeres. No sería bueno atribuir a otra la primicia de la virginidad"  Orígenes, In Mt. comm 10,17: GCS 10,21

 El Papa San Siricio en la carta “ Accepi literas vestras” a Anisio, Obispo de Tesalónica en el 392, expresa[23]:
“Y con mayor razón ha sentido horror vuestra santidad de que del mismo vientre virginal del que nació, según la carne, Cristo, pudiera haber salido otro parto. Porque no hubiera escogido el Señor Jesús nacer de una que, con semen humano, había de manchar el seno donde se formó el cuerpo del Señor, aquel seno, palacio del rey eterno. Porque el que esto afirma, no otra cosa afirma que la perfidia judaica de los que dicen que no pudo nacer de una virgen”.

Esto se entiende como otro argumento para la virginidad perpetua de María.
(Is 7, 14) habla de una virgen como SEÑAL del Mesías. Pensar en una virgen que diera a luz un hijo no era nada de señal, pues así debía suceder siempre en Israel; cualquier mujer en algún momento de su vida fue virgen antes de tener un hijo. La profecía se refiere a mantener este estado siempre; los judíos conocían la profecía y si en algún momento María hubiera tenido un hijo, la profecía dejaba de cumplirse y no creerían en Jesús. En Israel, la bendición más grande para una mujer era procrear, y ver una mujer que no lo hiciera con ningún varón, y que su hijo fuera considerado como Mesías, sí representaba una señal. Por eso el Mesianismo de Cristo se ve afectado si María tuviera más hijos.
Los católicos seguimos a los cristianos mientras que los protestantes están siguiendo a los judíos.

Si por un momento nos detuviéramos a mirar la unidad de doctrina que ha mantenido nuestra Iglesia por dos mil años, veríamos lo siguiente: Siempre se ha expresado la frase: Virgen antes del parto, durante el parto y después del parto. Con respecto a que fuera virgen antes del parto, hoy nadie lo pone en duda, pues el mismo Evangelio muestra este nacimiento como obra del Espíritu Santo. 

Virginidad durante el parto
Muchos católicos desconocen esta parte del dogma. La Virgen María no perdió su virginidad al momento del parto. Aun cuando Cristo nació de manera natural, el poder de Dios mantuvo intacta su virginidad. El profeta Isaías nos lo ilustra de esta forma:
“Yahvé dice: si yo abro el seno materno, ¿podrá ser que no dé a luz? Pues yo soy el que abro el seno y también el que lo cierro” (Is 66, 9)

Otro texto que nos puede iluminar es:
“El hombre me hizo regresar a la puerta este del Templo; estaba cerrada. Me dijo: Esta puerta permanecerá cerrada; no la abrirán nunca y nadie entrará por ella, porque Yahvé Dios de Israel pasó por esa puerta; permanecerá cerrada(Ez 44, 1-2)

Citando a Gerhard Ludwing Muller en su Dogmática encontramos:
No se trata pues de singularidades fisiológicas del alumbramiento (por ejemplo, que no se abriera el canal del parto,, o que no se rompiera el himen ni se produjeran los dolores propios de las parturientas), sino de la influencia salvadora y redentora de la gracia del Redentor sobre la naturaleza humana, que había sido vulnerada por el pecado original.

Con respecto a su virginidad durante el parto ya el Papa León Magno en su carta Lectisdelectionistuae, a Flaviano, Patriarca de Constantinopla  en el 449 le escribía[24]Porque la virginidad INVIOLADA ignoró la concupiscencia, y suministró la materia de la carne”.

El Papa Hormisdas  escribiendo al emperador Justino en el 517 dice[25]:”Y nació del tiempo de un modo humano, abriendo la matriz al nacer, sin menoscabar la virginidad de la madre, gracias al poder de la divinidad. Digno misterio de un Dios que nace: mantener un parto sin corrupción”

Con respecto a que fuera virgen después del parto, ya lo demostramos bíblicamente, pero de todos modos quiero citar documentos oficiales de la Iglesia.
San Epifanio en el año 374 escribe en su símbolo[26]“Fue engendrado perfectamente de santa María LA SIEMPRE Virgen, por obra del Espíritu Santo”

Algo curioso en la historia es por qué Lutero, fundador de la Reforma protestante estaba convencido de la Virginidad de María.
También expresa el Concilio Vaticano II: .. cuando la madre de Dios, llena de alegría muestra a los pastores y a los magos a su Hijo primogénito, que lejos de disminuir consagró su integridad virginal. (Lumen Gentium, cap 8, 57)

Cuando te digan que María tuvo más hijos, ya sabes que contestar


[3] El Propósito de Virginidad Catequesis mariana Santo Padre Juan Pablo II 24 de julio de 1996
[4] Los testigos de Jehová para negar el papel de la Encarnación aseguran que Dios “transfirió” a Jesús desde el cielo al vientre de María por lo que ella sólo sería un medio más http://www.watchtower.org/s/rq/article_03.htm
[6]AdversusHelvidium, 5 (San Jerónimo)
[8] Para un estudio más profundo sobre la gramática de la expresión “hasta que” leer http://www.apologeticacatolica.org/Maria/MariaN011.htm
[12] http://www.ewtn.com/library/SPANISH/MARIACLE.TXT
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified